¿Participar o ganar? Mujeres, hombres y competitividad

Pedro Rey Biel, investigador Ramón y Cajal en ESADE-Universitat Ramon Llull
Nagore Iriberri, Ikerbasque Research Professor en Universidad del País Vasco

Los hombres todavía tienen mejores salarios, ocupan más puestos directivos que las mujeres y sufren una tasa de desempleo más baja. ¿Por qué las mujeres no llegan tan lejos como los hombres en el ámbito laboral? Con frecuencia, se ha puesto sobre la mesa el impacto diferencial que tienen en la vida laboral de mujeres y hombres las decisiones sobre maternidad y paternidad. Sin embargo, existen aspectos culturales y de socialización que afectan de manera diferente a hombres y mujeres a la hora de competir, y estos aspectos terminan teniendo impacto en entornos competitivos como el laboral.
Puntos clave
  • 1
       En términos generales, la mera existencia de un estereotipo negativo sobre un grupo hace que los individuos de ese grupo se sientan sujetos a un escrutinio que les presiona, lo que provoca que se desenvuelvan peor, confirmando así el estereotipo.
  • 2
       Factores tales como los estereotipos de género, el tipo de tareas en las que compiten, quiénes son sus adversarios o la información previa sobre su rendimiento en esa tarea, influyen en la desventaja de las mujeres a la hora de competir, lo que, a su vez, puede repercutir en su situación en el mercado de trabajo.
  • 3
       En condiciones competitivas, estudiadas en condiciones de laboratorio, solo se observan diferencias de género importantes en el desempeño de una tarea cuando se dan tres situaciones: 1) existe un fuerte estereotipo según el cual las mujeres son peores en dicha tarea; 2) se refuerza el estereotipo recordando a los participantes aspectos que les hagan pensar en el tema de género; y 3) las mujeres más afectadas negativamente son las que creen que el estereotipo es cierto.
Chicas y chicos en el Concurso de Primavera de Matemáticas. Distribución por género de los participantes en las distintas fases eliminatorias del Concurso de Primavera de Matemáticas (por grupos de edad).
Chicas y chicos en el Concurso de Primavera de Matemáticas. Distribución por género de los participantes en las distintas fases eliminatorias del Concurso de Primavera de Matemáticas (por grupos de edad).

El Concurso de Primavera de Matemáticas de la Comunidad de Madrid es un caso de la vida real donde se puede estudiar con claridad el sesgo de género en procesos competitivos. Es un concurso de matemáticas por fases en el que participan estudiantes de secundaria. 

Al dividir a los participantes en cuatro grupos de edad, se observa que apenas hay mujeres que alcancen la fase final hasta el punto que, para los estudiantes de mayor edad (16-17 años), no hay ninguna chica ganadora en la competición. 

Además, en esta competición se dispone, para todos los participantes, de la nota de matemáticas en el colegio: ahí, apenas existen diferencias entre chicos y chicas. Así pues, el experimento permite observar que no es una cuestión de conocimientos lo que está en juego, sino de competitividad. Es así que a medida que aumenta la presión competitiva, aumentan las diferencias de género en los resultados.

Ocultar artí­culo completo

Clasificación

Autores

Pedro Rey Biel, investigador Ramón y Cajal en ESADE-Universitat Ramon Llull
Nagore Iriberri, Ikerbasque Research Professor en Universidad del País Vasco

Etiquetas

Temáticas

Contenidos relacionados

Artículo

La privación material infantil en los hogares monoparentales en España:

Alimentación, ocio, condiciones del hogar…, ¿tienen mayor privación material los menores que viven en hogares monoparentales? Analizamos cómo influyen el nivel de renta y el género.

Artículo

El papel del mercado laboral en el aumento de las desigualdades durante la crisis

¿Se extiende el fenómeno de los «trabajadores pobres»? Entre otros efectos de la crisis económica, han aumentado los empleos temporales y a tiempo parcial y se han reducido los salarios.

Artículo

Mujeres y hombres, consumo y producción a lo largo de la vida. Una relación desigual

Existe una gran diferencia entre la actividad productiva de hombres y mujeres, sobre todo cuando son madres y dedican mucho tiempo a la gestión de la casa, el cuidado de los hijos y el de los mayores dependientes.

Artículo

Los permisos parentales como instrumentos para la igualdad de género

Actualmente, y gracias a las políticas encaminadas a conciliar la vida laboral y familiar, cada vez son más los hombres que piden permisos para poder criar a sus hijos al nacer. Estas nuevas políticas suponen un avance hacia la igualdad de género, pero en España todavía existe una gran diferencia en el uso que hombres y mujeres hacen de estos permisos.

Artículo

Desigualdades en salud por nivel educativo y género en España

¿En qué medida influyen las diferencias según nivel educativo y género en un mayor o menor grado de pobreza? Pese a los avances en atención sanitaria, educación y renta habidos en España, persisten desigualdades según el grado de estudios.


También te puede interesar

Dossier

Familia y bienestar infantil

Familia y bienestar infantil

Inclusión Social

El sexto Dossier del Observatorio Social de ”la Caixa” aporta elementos de reflexión sobre la diversidad en los modelos de familia en nuestro país y cómo estos pueden condicionar el bienestar infantil.

Dossier

Paro juvenil y pobreza: ¿un problema estructural?

Paro juvenil y pobreza: ¿un problema estructural?

Inclusión Social

La relación entre los jóvenes y el mercado laboral es el tema central de este segundo Dossier del Observatorio Social de “la Caixa”. El efecto de la crisis económica sobre el empleo juvenil en los países de nuestro entorno será un factor clave a tener en cuenta a la hora de perfilar los estados del bienestar del mañana.

Artículo

La privación material infantil en los hogares monoparentales en España:

La privación material infantil en los hogares monoparentales en España:

Inclusión Social

Alimentación, ocio, condiciones del hogar…, ¿tienen mayor privación material los menores que viven en hogares monoparentales? Analizamos cómo influyen el nivel de renta y el género.