De refugiados a ciudadanos

La ciudad alemana de Altena se ha volcado en la acogida a personas refugiadas o solicitantes de asilo, implementando un conjunto de iniciativas para facilitar su rápida integración social. Lo distintivo de esta experiencia es el protagonismo de la sociedad civil, que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento.


Datos básicos

 

  • Nombre original: Von Flüchtlingen zu Bürgern.

  • Ámbito geográfico: Altena (Alemania).

  • Entidad impulsora: La sociedad civil, con el apoyo del Ayuntamiento.

  • Colectivos a los que se dirige: A la población inmigrada y, en particular, a las personas refugiadas o demandantes de asilo.

  • Año de inicio: 2015.


https://www.stellwerkaltena.de/projekte/flüchtlings-betreuung/

1. Contexto

Altena es una ciudad industrial del land de Renania del Norte-Westfalia. Tras varias décadas de fuerte declive demográfico y económico, en 2015 sumaba 18.715 habitantes mayores de 65 años, más del 22% de la población. Los migrantes representaban el 11,3% del total, cuyos principales países de origen eran Turquía, Grecia, Siria, Italia y Polonia.
 
 

2. Intervención

El Ayuntamiento vio en la inmigración una oportunidad para revitalizar social y económicamente el municipio, así que en 2015 solicitó acoger a 370 personas refugiadas y solicitantes de asilo, 100 más que la cuota que le correspondía . Ello propició el desarrollo de iniciativas comunitarias para favorecer la rápida integración de los inmigrados. El Ayuntamiento carece de un plan formal de acogida, pero respalda e impulsa las propuestas ciudadanas mediante apoyo logístico (cesión de locales y personal, participación en la gestión y coordinación) y, en menor medida, financiero (costea las necesidades básicas de quienes solicitan asilo hasta que se reconoce su estatus).

Esta «estrategia de ciudad» se resume en el lema De refugiados a ciudadanos (Von Flüchtlingen zu Bürgern), cuyo eje es el acompañamiento temprano e intensivo. Habitualmente, la persona inmigrada llega a la Oficina de Integración, un organismo autónomo donde le ayudan con el alojamiento, que se realiza en viviendas normalizadas y no en centros de acogida. Desde allí es orientada a Stellwerk, la agencia local de voluntariado, que le asigna un mentor (Kümmerer), el cual le brinda información y asesoramiento en el área que precise (aprendizaje del idioma, reconocimiento de títulos y capacitación profesional, trámites administrativos, escolarización de menores). Por último, la persona inmigrada es animada a participar en las múltiples actividades lúdicas y culturales organizadas tanto por la Oficina de Integración como por Stellwerk, algunas específicamente diseñadas para ayudarle en su integración. 

3. Resultados

Una detallada evaluación cualitativa de la OCDE (2018) destaca como factores clave:

  • El protagonismo de la sociedad civil, que suple la escasa capacidad financiera del Ayuntamiento para asumir la acogida.

  • La implicación del Ayuntamiento, que se mantiene en un segundo plano, pero colabora con la sociedad civil.

  • El pequeño tamaño del municipio y la escasa complejidad administrativa, quefacilitan la prestación de apoyos flexibles e individualizados.

  • El alojamiento en viviendas normalizadas.

  • El éxito de los cursos de alemán, cuya novedosa metodología permite un rápido aprendizaje del idioma.


En 2017, la iniciativa fue acreedora del Primer Premio Nacional para la Integración (Nationalen Integrationspreis) y en 2019 ha sido reconocida como buena práctica por la Unión Europea.