Movimientos de población y tasas brutas a nivel nacional

Ambos indicadores proporcionan una medición cuantitativa de los cambios demográficos en el período de referencia.

El indicador "Movimientos de población" mide la diferencia entre el tamaño de la población al inicio y al final del período considerado. Un cambio positivo en la población supone un crecimiento poblacional, mientras que un cambio negativo, una disminución de ésta. El cambio poblacional tiene dos componentes: el movimiento natural de la población (nacimientos y defunciones) y el fenómeno migratorio. Las tasas brutas se han multiplicado por 1.000 para facilitar su presentación, de manera que el resultado se expresa por 1.000 habitantes (de la población media). Las tasas brutas se presentan para el total de la población (en las que se contabilizan tanto los cambios naturales –nacimientos y defunciones– como los movimientos migratorios) y solo para el fenómeno migratorio. Ello permite ver el efecto de la migración en los movimientos poblacionales.