Atrás

Sección La situación en Europa inf mercado

La situación en Europa

El funcionamiento del mercado de trabajo español pre­senta importantes diferencias respecto del de otros Es­tados miembros de la Unión Europea. En particular, es especialmente distinto del de los países que forman par­te de la Eurozona. Las diferencias más importantes es­tán en las dificultades que encuentran todas las personas activas españolas para acceder al empleo, y especial­mente los jóvenes, lo que supone que España sea el país con un mayor número de desempleados y de empleados con insuficiencia de horas trabajadas (subempleados). Es decir, el país con un mayor número de personas con la necesidad de aumentar sus horas de empleo. Adicio­nalmente, las características de las personas activas con mayores probabilidades de desocupación o subempleo se concentran más en unos hogares que en otros, lo que implica que también tengamos el mayor número de tra­bajadores que viven en hogares cuya renta familiar está por debajo del umbral de la pobreza.

Dos de las principales fuentes de diversidad en el mer­cado de trabajo de los países europeos son las distintas estructuras productivas y las políticas laborales lleva­das a cabo, tanto activas como pasivas. Todo ello afec­ta a las tres dimensiones clave del mercado de trabajo: acceso al empleo, condiciones de trabajo adecuadas y salario suficiente.

En el reto de acceso al empleo se han seleccionado dos indicadores clave. El primero mide la dimensión del subempleo por insuficiencia de horas y el segun­do la duración del desempleo. El primer rasgo relevan­te es que España ocupa las últimas posiciones del ran­king en ambos indicadores, solo superada por Grecia en la duración del desempleo. En 2005, con niveles de desempleo muy bajos y tasas altas de crecimiento eco­nómico, la posición española en el ranking era sensi­blemente mejor, tanto en relación con el subempleo como en la duración del desempleo. España estaba en una posición intermedia entre los países nórdicos y los centroeuropeos y los países del Este de Europa, ubica­dos estos últimos en posiciones peores que la española.

El indicador seleccionado para el reto de tener condi­ciones de trabajo adecuadas es la insatisfacción gene­ral con el trabajo. En este caso la posición de España en el ranking también empeoró entre 2005 y 2015 para situarse entre los últimos cuatro países de la UE en es­ta necesidad. Prácticamente, uno de cada cinco traba­jadores españoles está muy poco o poco satisfecho con las condiciones laborales de su trabajo, cuando lo ha­bitual en el resto de la UE es que esta cifra se sitúe alre­dedor de uno de cada ocho o diez trabajadores.

El análisis se completa comparando la necesidad de tener un salario suficiente en los distintos países de la UE. Se han seleccionado para ello dos indicadores: la desigualdad salarial, es decir, el porcentaje de trabajadores cuyos salarios por hora son inferiores a un umbral que depende de la distribución salarial (relativo) de cada país, y el porcentaje de empleados que sufren pobreza laboral, es decir, personas ocupadas que viven en un hogar cuya renta familiar no supera el umbral de pobreza.

Como se puede apreciar, España se sitúa en una posición intermedia en el contexto europeo en cuanto al número de personas cuyo salario por hora es bajo y durante la recesión su posición solo empeora ligeramente. Eso sí, tanto antes como después de la crisis, España aparece en las peores posiciones del ranking de pobreza laboral, principalmente por el aumento del subempleo por insuficiencia de horas, la parcialidad involuntaria y el aumento de la concentración del desempleo y del subempleo en determinados hogares.

1. Posición de España en el ranking de necesidades sociales relacionadas con el mercado de trabajo en la UE.

Clasificación

Etiquetas

Temáticas

Contenidos relacionados

Capítulo

Una propuesta de renta fiscal universal para España

La propuesta de una renta fiscal universal busca convertir el mínimo vital definido en el IRPF en una auténtica renta garantizada para asegurar a todos los ciudadanos un mínimo nivel de ingresos.

Capítulo

Cambio tecnológico y renta básica

El cambio tecnológico parece favorecer un aumento de la polarización salarial y de la desigualdad. En este contexto, la renta básica universal se vislumbra como una medida para compensar a los más desfavorecidos por los cambios en los modos de producción.

Capítulo

Los complementos salariales y la garantía de ingresos: posibilidades y límites

¿Se puede garantizar una renta a toda la sociedad asignando algún tipo de complemento a los salarios? Repasamos las principales características de los complementos salariales a partir de distintas experiencias, especialmente anglosajonas.

Capítulo

Problemas de incentivos: renta básica universal versus prestación de ingresos mínimos

Análisis comparado de la renta básica y la prestación de ingresos mínimos. Se analizan los efectos de ambas sobre la oferta de trabajo, los costes de financiación o los problemas de englobar estas medidas en el contexto internacional. 

Capítulo

Renta básica (incondicional). Por qué es importante para la libertad y cómo se puede financiar

En este capítulo se realiza un análisis de la renta básica atendiendo a dos cuestiones esenciales: ¿es justa? y ¿es viable? Se aborda principalmente la relación de la renta básica con la libertad del individuo. 


También te puede interesar

Informe

Reforzar el bienestar social: del ingreso mínimo a la renta básica

Reforzar el bienestar social: del ingreso mínimo a la renta básica

Inclusión Social

Este informe recoge el análisis sobre la situación social en España y sobre la capacidad de las ayudas y subsidios existentes para garantizar unos ingresos mínimos a todos los ciudadanos, con el objetivo de reducir la pobreza y la desigualdad.

Informe

Salud

Salud

Inclusión Social

Este informe analiza cuatro retos en torno a la salud en España: mejorar la salud de la población, promover hábitos saludables, garantizar el acceso a la atención sanitaria y asegurar la viabilidad de los servicios para la dependencia.

Informe

Vivienda

Vivienda

Inclusión Social

¿Qué desafíos sociales representa la vivienda digna en España? Este informe analiza tres retos en este campo: el acceso, las condiciones y las necesidades energéticas.