Aprender juntos, crecer en familia

Un programa psicoeducativo desde el enfoque de la parentalidad positiva

Nuria Fuentes-Peláez y Ainoa Mateos, coordinadoras, Facultad de Educación, Universidad de Barcelona

1. Problemática

La calidad de vida y la adaptación personal y social de los niños depende, en gran medida, de la calidad de las relaciones establecidas en el seno familiar

Según la recomendación Rec (2006)19 de la Unión Europea, la parentalidad positiva actúa de acuerdo con los derechos de la infancia, ya que se basa en la preocupación de los padres por el bienestar y el desarrollo saludable de sus hijos. A la vez, la recomendación reconoce la necesidad de programas de apoyo al ejercicio de la parentalidad positiva y de recursos profesionales que actúen basados en evidencias.

En este contexto, en el año 2011 se diseñó el programa psicoeducativo “Aprender juntos, crecer en familia” dentro del programa marco de CaixaProinfancia de la Obra Social “la Caixa”. Su objetivo es desarrollar la convivencia familiar fomentando las relaciones positivas entre padres/madres e hijos/as (de 6 a 12 años).

2. Planteamiento

La tarea educadora debe desarrollarse desde la perspectiva de la parentalidad positiva: este es el principio que inspira el programa

El programa consta de 8 módulos que se desarrollan en 16 sesiones de 2 horas cada una. Se plantea como una experiencia didáctica de tres tipos diferenciados: sesiones dedicadas a los padres/madres, sesiones para los hijos/as, y sesiones conjuntas de familia.

Los objetivos son:

  1. Promover los vínculos afectivos
  2. Fomentar las relaciones educativas en la familia
  3. Desarrollar habilidades de comunicación y organización familiar
  4. Favorecer la relación con la escuela
  5. Promover el ocio compartido
  6. Proporcionar recursos para gestionar positivamente las situaciones de conflicto

3. Resultados

Las seis evaluaciones realizadas permiten confirmar que el programa ha sido altamente efectivo en promover cambios positivos, tanto en padres como en hijos

La participación en el programa ha pasado de 1.270 beneficiarios en el curso 2011-2012 a 3.648 en el curso 2016-2017 (pertenecientes a la red CaixaProinfancia, otras entidades colaboradoras y los centros de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias).

En concreto, las evaluaciones de la edición 2016/2017 constatan su impacto positivo en las relaciones familiares. Las sesiones han permitido trabajar diferentes aspectos, con un especial énfasis en la mejora en las competencias parentales y en el clima familiar.

Como ejemplo de los cambios positivos, recuerda un dinamizador: «Una niña llevó a la clase un recorte de un superhéroe y en el recorte ponía “es mi mamá”». Esa niña había hecho con nosotros el taller. Una niña que no le decía a su madre “te quiero” y que después del taller le dice “eres mi heroína” muestra una gran evolución” (grupo de discusión, Valencia 2017).