Envejecer en casa. ¿Mejor en el pueblo o en la ciudad?

Irene Lebrusán Murillo, profesora asociada en Universidad Carlos III de Madrid.

Cada vez vivimos más años y además preferimos envejecer de forma independiente, en el entorno que conocemos y, si podemos, en nuestra casa. Según el censo, esta es la elección del 96,4% de las personas mayores. La evidencia disponible muestra que envejecer en casa beneficia la salud y el bienestar de los mayores, incluso de aquellos que se encuentran en situación de dependencia y que, además, es la opción más económica para el Estado. La cuestión es saber si las viviendas que habitan estas personas favorecen realmente un envejecimiento de calidad o, por el contrario, exponen a quienes viven en ellas a situaciones de vulnerabilidad. Este estudio muestra que, a efectos de la calidad de la vivienda, es mejor envejecer en municipios muy pequeños o en ciudades muy grandes. En las ciudades medias hay un mayor porcentaje de personas mayores que sufren vulnerabilidad residencial extrema.
Puntos clave
  • 1
       El 20,1% de las personas mayores de 65 años de España (1.596.675 personas) residen en viviendas que sufren vulnerabilidad residencial extrema, definida por la acumulación de problemas graves en la vivienda.
  • 2
       El 37,1% del total de los mayores en vulnerabilidad residencial extrema (592.366 personas) vive en ciudades de tamaño medio (10.000 a 100.000 habitantes).
  • 3
       Los problemas de vivienda más graves son no tener aseo en el interior de la vivienda, no tener agua corriente, no tener sistema de alcantarillado público y vivir en edificios en mal estado.
  • 4
       Los problemas de vivienda más comunes son la falta de accesibilidad y la falta de calefacción.
Porcentaje de personas mayores de 65 años que sufren vulnerabilidad residencial extrema (por la acumulación de problemas graves en la vivienda), en función del tamaño del municipio.

Es más probable encontrar personas mayores en situación de alta vulnerabilidad en municipios de 20.001 a 50.000 habitantes en primer lugar; en municipios de 50.001 a 100.000 habitantes en segundo lugar y, por último, en municipios de 10.001 a 20.000 habitantes. Los extremos (residir en un pueblo de menos de 10.000 habitantes, pero especialmente en los pueblos más pequeños, o bien en una ciudad de más de 500.000 habitantes) son los que ofrecen una mayor protección a las personas mayores. Así pues, sufren menos vulnerabilidad los mayores que habitan en municipios muy pequeños o muy grandes.

Clasificación

Etiquetas

Temáticas

Contenidos relacionados

Informe

Educación

¿Tenemos una educación de calidad? Analizamos en este informe tres dimensiones fundamentales: acceso a un nivel educativo suficiente, obtención de conocimientos adecuados que contribuyan al desarrollo económico y social y grado inclusivo del sistema educativo.

Infodato

Hogares con muy baja intensidad de trabajo e hijos dependientes, mayor riesgo de pobreza y exclusión social

El 79,3 % de los hogares con niños y muy baja intensidad de trabajo estaba en el 2017 en riesgo de pobreza. ¿Esta cifra supera la media europea?

Artículo

Las transferencias a la infancia como el mejor método para luchar contra la pobreza infantil

En España apenas el 3,3 % del total de las transferencias sociales del año 2016 se destinaban a la infancia, frente al 9 % de la media europea. Sin embargo, este estudio demuestra que es la vía más eficaz para erradicar la pobreza.

Buenas prácticas

Programa CaixaProinfancia

El programa CaixaProinfancia apoya a las familias en situación de pobreza con refuerzo educativo, ayudas para la alimentación y la higiene, ocio, atención psicoterapéutica y apoyo educativo familiar.

Reseña

La desigualdad sale cara: lecciones sobre los costes y las consecuencias de la pobreza infantil en las sociedades avanzadas

Las lecturas aquí reseñadas plantean por qué es importante para todos, y no solo para los más vulnerables, lograr sociedades más igualitarias.

También te puede interesar

Artículo

Trabajo remunerado y no remunerado: la pandemia acentúa el fenómeno de la doble jornada entre las mujeres

Trabajo remunerado y no remunerado: la pandemia acentúa el fenómeno de la doble jornada entre las mujeres

Inclusión social

Según este estudio, la brecha de género en el total de horas de trabajo, remunerado y no remunerado, ha aumentado hasta las 16 horas durante la pandemia

Artículo

Regularizar la situación de la población inmigrante no provoca un efecto llamada

Regularizar la situación de la población inmigrante no provoca un efecto llamada

Inclusión social

¿Qué consecuencias tuvo la regularización, en el 2005, de 600.000 inmigrantes no comunitarios que trabajaban en España? Este estudio destaca que no provocó un efecto llamada, pero sí una mayor recaudación fiscal.

Infodato

Sobrecarga en el pago de la vivienda

Sobrecarga en el pago de la vivienda

Inclusión social

El 30,4 % de la población de origen extranjero vive en hogares en que los gastos de vivienda superan el 40 % de la renta disponible.