Atrás

Sección La situación en Europa inf vivienda

La situación en Europa

Algunos de los problemas expuestos en el análisis de las necesidades sociales ligadas a la vivienda, tanto en lo que se refiere al acceso como a las condiciones de la misma, no son exclusivos de España. Es difícil, sin em­bargo, identificar las diferencias y las similitudes con otros países debido a que las formas de acceder a la vi­vienda en cada país y la naturaleza de las políticas di­fieren considerablemente, por lo que nos econtramos con una gran variedad de experiencias dentro de la UE en esta dimensión de las necesidades sociales.

Una primera fuente de heterogeneidad en los países europeos son las acusadas diferencias en las formas de tenencia de la vivienda. Según los datos de Eurostat, el 70% de la población residente en la UE-28 vive en casas de su propiedad, aunque hay gran variación por países, con porcentajes cercanos al 50% en Austria y Alemania, y superiores al 90% en Croacia, Eslovaquia y Rumanía. Existen también diferencias en el porcentaje de población con vivienda en propiedad pero con hipotecas pendientes de pago. Siendo esta la situación de uno de cada cuatro ciudadanos en la UE, los porcentajes van desde menos del 15% en los países del Este y en los mediterráneos, con la excepción de Portugal (37%) y España (30%), a cerca del 50% de la población en los países nórdicos.

El indicador seleccionado para la comparativa en el re­to del acceso a la vivienda es el coste del alquiler de la vivienda. Un primer rasgo relevante al observar los va­lores de este indicador en cada país es que no parece haber una relación nítida entre el nivel de riqueza y la incidencia de este problema, con varios países, entre ellos España, con una posición en el ranking peor que la que le correspondería según su nivel de PIB per cá­pita. El caso de España es especialmente llamativo en el marco europeo: ocupa la peor posición del ranking, tanto antes de la crisis como en el período reciente.

1. Posición de España en el ranking de la UE en necesidades sociales relacionadas con la vivienda (de mejor a peor situación)

Clasificación

Etiquetas

Temáticas

Contenidos relacionados

Buenas prácticas

Alquiler asequible de "la Caixa"

Un programa que ofrece viviendas de calidad para los colectivos más vulnerables: jóvenes, familias y personas mayores.

Informe

Vivienda

¿Qué desafíos sociales representa la vivienda digna en España? Este informe analiza tres retos en este campo: el acceso, las condiciones y las necesidades energéticas.

Dossier

Vivienda: ¿derecho o mercado?

El séptimo Dossier del Observatorio Social de ”la Caixa” se centra en la inseguridad residencial de los colectivos más vulnerables y el acceso de los jóvenes a la vivienda.

Artículo

Sistema de vivienda y estado del bienestar. El caso español en el marco europeo

El sistema de bienestar en España nunca ha prestado mucha atención a la vivienda. Sin embargo, es un aspecto clave y que repercute en otras dimensiones como la salud o la educación.

Artículo

¿Por qué los jóvenes no pueden acceder a una vivienda en propiedad?

La precariedad laboral dificulta el acceso de los jóvenes a una vivienda en propiedad. El alquiler, más caro, o la solidaridad familiar son las principales alternativas para poner en marcha un hogar.


También te puede interesar

Buenas prácticas

Alquiler asequible de "la Caixa"

Alquiler asequible de "la Caixa"

Inclusión Social

Un programa que ofrece viviendas de calidad para los colectivos más vulnerables: jóvenes, familias y personas mayores.

Informe

Reforzar el bienestar social: del ingreso mínimo a la renta básica

Reforzar el bienestar social: del ingreso mínimo a la renta básica

Inclusión Social

Este informe recoge el análisis sobre la situación social en España y sobre la capacidad de las ayudas y subsidios existentes para garantizar unos ingresos mínimos a todos los ciudadanos, con el objetivo de reducir la pobreza y la desigualdad.

Informe

Salud

Salud

Inclusión Social

Este informe analiza cuatro retos en torno a la salud en España: mejorar la salud de la población, promover hábitos saludables, garantizar el acceso a la atención sanitaria y asegurar la viabilidad de los servicios para la dependencia.